viernes, 20 de diciembre de 2019

Veda dárshana 2. La visión védica. Unidad en la diversidad

Portada de Veda dárshana 2

Sale a la luz el segundo volumen de Veda dárshana, una publicación de la Federación Hindú de España (FHE). Este nuevo libro lleva el subtítulo “La visión védica. Unidad en la diversidad” pues recoge una amplia variedad de temas siempre a la luz de los Vedas, los principales textos sagrados del Sanatana Dharma o hinduismo. Al igual que con el primer volumen, desde la FHE se pretende con esta obra ayudar a mejorar el entendimiento y la comprensión del hinduismo, de la mano de autores de prestigio que además son practicantes en algunas de las escuelas filosóficas (sampradayas) de la tradición hindú. 
El libro cuenta con el prólogo de Sol Tarrés Chamorro, Doctora en Antropología Social de la Universidad de Huelva, es experta en el estudio de minorías religiosas en España y  ha publicado varios libros sobre el tema. 
Le sigue la introducción a este volumen escrita por Juan Carlos Ramchandani (Krishna Kripa Dasa) presidente de la Federación Hindú de España y coordinador de la publicación de la serie de libros Veda dárshana.
El libro está compuesto por  8 capítulos, todos textos independientes con un contenido muy variado y atractivo tanto para el lector avanzado como el neófito en temas de hinduismo. Estos son los títulos de cada artículo/ensayo y una breve reseña sobre sus autores:
1.    La Filosofía india, los dárshanas, por Álvaro Enterría: afincado en la India desde 1989, socio de la editorial y librería Indica Books en Varanasi, autor de entre otros libros de “La India por dentro: una guía cultural del viajero”. 

2.    El proceso de la muerte en el hinduismo, por Swami Rameshwarananda Giri: es un monje hindú de la orden Advaita Vedanta Dasanami Sannyasin; director de la Escuela Europea de Yoga Vedanta y Meditación; miembro del Kriya Yoga Parampara; fundador y presidente de la Fundación PHI, es asesor en diálogo interreligioso de la Federación Hindú de España. 

3.    Los Guna, verdaderos hacedores, por Pedro Soto Adrados: estudioso y practicante del Hinduismo desde hace más de 35 años. Director de la revista Sarasvati editada por la Fundación Puruṣa (1998-2007). Dieciséis viajes a India visitando templos y samadhis. 

4.    Dos escrituras, una sola enseñanza, por Krishnadas Acharya: es guía espiritual y miembro fundador de la Fundación Dharma que gestiona escuelas para los más desfavorecidos en la India y Latinoamérica. Es presidente del Centro Védico Dharma en Monóvar (Alicante) y vicepresidente de la Federación Hindú de España. Ha publicado varias obras sobre la filosofía y espiritualidad védica.

5.    Escuelas teístas del Vedanta, por Javier Ruiz Calderón (Shánkara): es doctor en filosofía especializado en pensamiento de Asia y filosofía de la religión, materias que imparte en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid). Lleva cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Enseña esas disciplinas, así como sánscrito y canto védico, y ha publicado seis libros y docenas de artículos sobre esos temas. 

6.    Pratyabhijñāhṛdayam o ‘el reconocimiento del Corazón espiritual’ por Ignacio García Tineo:publicista, periodista y locutor de radio. Autor de diversas guías de viaje de India y artículos en diversas publicaciones desde los años 90. Estudioso de la cultura védica en general y vedanta en particular. Seguidor del maestro Ramana Maharshi. 


7.    Gita Dípika, Luz sobre la Bhagavad-gita, por Juan Carlos Ramchandani (Krishna Kripa Dasa): es Purohit (sacerdote hindú) formado en la India en las tradiciones vaishnava. Profesor de yoga, conferenciante y autor de 16 libros sobre filosofía y espiritualidad hindú. Es presidente de la Federación Hindú de España y miembro del comité asesor del Hindu Forum of Europe. 

8.    San Juan de la Cruz y  los Yogasūtra de Patañjali, por Òscar Pujol Riembau: estudió sánscrito en la Banaras Hindu University, donde obtuvo su doctorado. Ha publicado varios libros y traducciones del sánscrito clásico entre ellos Los Aforismos del Yoga de Patañjali y los diccionarios Sànscrit-català  y el Sánscrito-español, ambos con 64.000 voces. Es director del Instituto Cervantes en Nueva Delhi.

Para el año de 2020 se están organizando presentaciones en varias ciudades españolas que contaran con la presencia de algunos de los autores. El precio de Veda dárshana 2 es de 23 euros e incluye él envió dentro de España. Lo puedes pedir directamente a la Federación Hindú de España a través del correo electrónico: federacionhindu@gmail.com o solo por whatsap al 638 738 662.

sábado, 14 de diciembre de 2019

Ramchandani representa al hinduismo en la Cumbre del COP25

IFEMA MADRID, sede de la Cumbre del Clima.
El 12 de diciembre dentro de la Cumbre Mundial sobre el Clima (COP25) celebrada en Madrid tuvo lugar una mesa de diálogo interreligioso. El evento estuvo organizado por el Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España y la Universidad Pontificia de Comillas y se desarrolló en la zona azul de IFEMA. La mesa fue titulada: “El papel de las religiones ante el reto del cambio climático”. En la sala de conferencias del pabellón España se dieron cita los representantes de cuatro grandes religiones: Jaime Tatay, jesuita, profesor de teología y sostenibilidad en la Universidad Pontificia Comillas, Abdelaziz Hammaoui, teólogo musulmán de la Junta Islámica de Melilla, Raphael Benatar, secretario del Centro de Estudios Judío-Cristianos, Juan Carlos Ramchandani (Krishna Kripa Dasa) sacerdote hindú y presidente de la Federación Hindú de España. El Prof. José Carlos Romero (Universidad Pontificia Comillas) fue el moderador de la mesa.
Componentes de la mesa interreligiosa. 
Un panel de debate interreligioso en un foro internacional como el de la COP – de marcado carácter técnico, económico y político – no suele ser habitual. La novedad y la originalidad de la temática constituyeron sin duda una novedad que atrajo a un buen número de personas a pesar de ser un acto limitado a las personas inscritas en la zona azul (bajo supervisión de Naciones Unidas). Los ponentes, tras repasar los textos sagrados y las fuentes teológicas que fundamentan en cada tradición el respeto y el cuidado de la naturaleza, dialogaron sobre algunos de los aspectos prácticos compartidos por todas las grandes religiones que pueden fundamentar una convergencia interreligiosa y acelerar las transformaciones culturales, económicas y políticas que la Agenda 2030 y el Acuerdo de París demandan.

Representantes del cristianismo, hinduismo, judaismo e islamismo.
Ramchandani habló de como en los textos sagrados del hinduismo, se habla de que “la diosa Bhumi es la madre tierra y nosotros somos sus hijos” de como el hindú ve a la divinidad en todos los seres. Explico que la tradición espiritual hindú enseña que el ser humano debe preservar el ecosistema y no explotarlo. Comento como la dieta vegetariana que propugna el hinduismo, es una dieta saludable, solidaría y ecológica. También comento sobre los retos y desafíos en su trabajo de concienciar a los hindúes (de origen asiático u occidental) de la necesidad de que los rituales y ofrendas sean lo más ecológicos posibles y que los río o el mar no se vuelvan vertederos incontrolados de residuos de ceremonias o cremaciones. Finalizo ofreciendo su cooperación con el resto de religiones para entre todos luchar por frenar la destrucción del planeta, comenzando por trabajar a nivel personal, educando a la comunidad local, creando planes de acción a nivel nacional y cooperando con organizaciones internacionales. 
Al final del evento, los ponentes fueron entrevistados por diversos medios de comunicación nacionales. 
Como indica Jaime Tatay, las grandes religiones están bien posicionadas para llegar a donde ninguna otra institución llega. Por un lado, su red educativa y sanitaria global, así como la presencia de lugares de culto – iglesias, mezquitas, sinagogas y templos – en prácticamente todos los rincones del planeta en los que hay una presencia humana podrían servir potencialmente como vectores de transformación social o “hubs” de concienciación y acción climática. Junto a este capital institucional, se suma también la nada despreciable capacidad financiera de las religiones. Se estima que aproximadamente un 12% de los activos financieros mundiales están vinculados directa o indirectamente a instituciones religiosas o de inspiración religiosa. Por último, las religiones son también potenciales constructores de puentes interculturales con capacidad de dialogar con actores muy diversos de la sociedad, influyendo en la toma de decisiones, estableciendo foros de diálogo y facilitando el entendimiento.

Juan Carlos Ramchandani junto al logo de la  COP25
Ramchandani nos comentó: “Ha sido un honor el poder representar al hinduismo a través de la Federación Hindú de España (FHE). Desde la antigüedad, las religiones han  ejercido un papel fundamental a la hora de transmitir los valores de respeto y conservación de la naturaleza a todas las sociedades del mundo. Ahora, en un contexto dominado por la influencia de la crisis climática los líderes religiosos tienen el deber de retomar ese papel de nuevo para impulsar el cambio social y de regeneración espiritual que el planeta necesita. Desde la FHE estamos tratando de asesorar a los templos y comunidades hindúes de España en ser más eficientes ecológicamente y como siempre estamos dispuestos a cooperar con asociaciones y comunidades de otras tradiciones religiosas para cuidar más y mejor a nuestro planeta, Bhumi, la madre tierra”. 

El video de la mesa interreligiosa se puede ver en el siguiente enlace:


jueves, 12 de diciembre de 2019

Ramchandani asiste a un evento interreligioso en Madrid

Ramchandani recitando mantras por la paz.
El 10 de diciembre se celebró en el auditorio de Espacio Ronda en Madrid, un evento con espíritu interreligioso para celebrar las fiestas y la próxima venida del año nuevo. El acto estuvo organizado por la Federación Mundial por la Paz y el taller de Espiritualidad de Espacio Ronda.
Con musulmanes de la Comunidad Ahmadia
Al acto que asistieron un centenar de personas, conto con la representación de lideres religiosos de diversas tradiciones y personalidades del mundo del arte, la cultura y la política. Armando Lozano, director de Espacio Ronda dio la bienvenida y explico el motivo del evento: “es celebrar la unidad en la diversidad y el conocer otras formas de espiritualidad desde el respeto mutuo”.
Junto al profesor de yoga y poeta Gopala.
El acto comenzó con la intervención del sacerdote hindú y presidente de la Federación Hindú de España, Juan Carlos Ramchandani (Krishna Kripa Dasa) quien habló de como el hinduismo reconoce y respeta a las diferentes tradiciones religiosas y aboga por un entendimiento y entre las personas de fe.
A continuación, Ramchandani oficio el Árati, la ceremonia de los cinco elementos y recito mantras por la paz.
La ceremonia de Arati
Durante la hora y media de duración del programa, hubo cantos gregorianos, mensajes del cristianismo católico y protestante, danza derviche de los sufís, recitación de poemas a cargo de Gopala del centro Sivananda, discurso de los representantes del budismo, islam (sunni, chiita, sufí y ahmeyadi) y la fe Bahai. Al final del acto se ofreció un aperitivo a todos los asistentes y hubo intercambios de libros y regalos entre las diferentes tradiciones.
Danza Derviche
La paz y el entendimiento entre religiones brillaron un año más en Madrid. 

martes, 10 de diciembre de 2019

Ceremonia hindú de fuego por la paz y la prosperidad en Madrid

Explicando la historia y secuencia de la ceremonia de fuego.
El lunes 9 de diciembre en Espacio Ronda de Madrid, el sacerdote hindú Juan Carlos Ramchandani (Krishna Kripa Dasa) oficio una ceremonia de fuego por la paz y la prosperidad (Vishva Shanti Homa). El acto se celebró en la intimidad con una docena de personas y la sala fue bellamente decorada como un templo hindú, creando un ambiente muy acogedor. 
Fin de la ceremonia con la recitación de mantras por la paz.
El acto comenzó con una introducción a la filosofía y preceptos del Sanatana dharma (nombre original del hinduismo), luego el purohit explico las ofrendas y secuencia de la ceremonia. Después se pasó a una meditación guiada acompañada de pranayama (ejercicios respiratorios) y una visualización. Luego dio comienzo la ceremonia de fuego que incluyo la recitación de mantras (palabras sagradas) mudras (gestos de las manos) y ofrendas de ghi (mantequilla clarificada) especias y maderas de árboles sagrados de la India.
Ofrendas al fuego de ghi (mantequilla)
Ramchandani fue explicando el significado de los mantras que recitaba y a que divinidades se invocaba. Se terminó con la bendición de los asistentes con el tilak, señal que se pone en el entrecejo hecha con las cenizas del fuego sagrado. Se repartieron las frutas bendecidas (prasadam) y molis (hilos protectores) a los asistentes, que quedaron muy contentos a nivel energético, cultural y espiritual. Como explico Ramchandani el taller/ceremonia de dos horas de duración fue como un viaje a la India mística sin salir de Madrid.
Tuvimos la agradable visita de nuestro paisano y senador por Ceuta, David Muñoz Arbona.
Este taller lo suele hacer el sacerdote hindú en Espacio Ronda de Madrid dos veces al año (el anterior fue en mayo) para grupos reducidos de personas interesadas en la meditación, yoga, espiritualidad y conocer otras culturas. 

Fotos: Isa Gutiérrez 

martes, 3 de diciembre de 2019

A mi mejor amigo: ¡Meshi 50 años no es nada!

Meshi y Juan Carlos en Madrid 1986
El pasado 1 de diciembre celebramos el 50 cumpleaños de mi mejor amigo: Mahesh Dhanwani conocido cariñosamente como Meshi y también como Michael. Pasamos una tarde muy agradable y emocionante en el pub Dublín, un evento organizado por su hija Erika y Suresh y Shushil (hermanos de Meshi). A la fiesta sorpresa para Meshi, tuvimos la fortuna de asistir un grupo de familiares y amigos, era una cita ineludible, solo una vez en la vida se cumplen 50 años. Además del aperitivo, se proyectó un video con imágenes que hicieron un recorrido de la vida de Meshi  acompañado de su música favorita. Después de secarnos las lágrimas de emoción,  tuve la oportunidad junto a varios amigos y familiares de dedicar unas palabras de aprecio a Meshi. Debido a la emoción y quizás el limitado tiempo que tuve, no me permitieron decir todo lo que hubiera deseado a mi mejor amigo, por lo cual te escribo esta carta.
Fiesta de Diwali. 1989
Carta abierta a Meshi, mi mejor amigo
Querido amigo,
Como decía el sabio Chanakya “verdadero amigo es el que te acompaña en la boda y en el funeral”. Así ha sido y es nuestra amistad, juntos en los buenos y en los malos momentos de la vida.
Nos conocimos en 1983 jugando un partido de futbol en el campo de “la peste”, aquellos partidos que jugábamos por Diwali. Rápidamente hicimos amistad, que el tiempo y los acontecimientos han demostrado que es sincera e indestructible y que va para 37años. Doy gracias a Dios por tenerte en mi vida, por todas las alegres aventuras, tristes experiencias, metas alcanzadas y sueños incumplidos que hemos pasado juntos en estas casi cuatro décadas de amistad. Entre tus grandes virtudes están la humildad y la sencillez que siempre me has demostrado, cuando en 1986 empecé a trabajar para tu Padre, nunca cambiaste en tu trato conmigo. En tu casa siempre me sentí acogido como uno más de la familia, veíamos las series de televisión del momento como “V” y tu serie favorita “el Coche Fantástico” conducido por tu admirado Michael Knight. Recuerdo con cariño cuando en 1988 yo no sabía inglés y me ayudabas a escribir cartas a mi familia y maestros en la India. En 1989  paseábamos en tu coche Honda prelude con las canciones de Rick Astley a todo volumen, te gustaba escucharlo tanto que ya sonaba hasta cansado. Fueron pasando los años y nuestra amistad iba madurando a pesar de que en ciertas cosas somos tan diferentes, yo no bebo y a ti te gusta una buena cerveza, yo soy vegetariano y tú no, yo comencé mi camino espiritual con 15 años y tú con tu “vive y deja vivir”. En común tenemos nuestra continua búsqueda de la felicidad sin atender a convencionalismos o lo que piense la sociedad, creemos en el derecho a equivocarse y poder rectificar, sin olvidarnos de nuestra afición por el Real Madrid o una buena película. Ambos hemos llorado la pérdida de un Padre,  hemos sufrido juntos el fracaso de relaciones sentimentales y hemos compartido la alegría de tener hijos, tu a dos preciosas niñas Erika y Satya de la que hice su ceremonia del nombre hindú, y yo a mi hijo Govinda que te llama Tito Meshi. 
Créeme cuando digo que sin ti no sería tan divertido vivir. Los amigos son personas que no se encuentran tan fácil en un mundo como el de hoy, por eso me siento muy feliz de haberte encontrado una amistad como la tuya, que ha sido arreglada por la providencia. Eres un amigo que nunca me ha dado la espalda, y que te has enfrentado con los que me han despreciado o tratado de humillarme, al igual que yo he salido a defenderte cuando he escuchado una crítica infundada sobre ti. No somos perfectos, tenemos virtudes y defectos, pero somos genuinos y eso no le gusta a todo el mundo.
Ceremonia de Janmashtami. 2019 
Por fin  llegas a esa etapa, donde se supone que eres lo que  querías ser, en la que ya no importan los complejos, y la vida te  está esperando para vivirla como un largo y dulce trago. Te has ganado el derecho a ser como querías, has aprendido a ver lo importante y a reírte de lo que no tiene importancia  con toda la sabiduría que dan los años. Por fin importa más lo que tú piensas que lo que piensan los demás, por fin sabes lo que quieres, y hacia dónde vas. 
Medio siglo de vida, cincuenta años de vivencias de todo tipo, cinco décadas de caminos, de sueños, de enseñanzas que la vida te brindo y que has tenido la suerte de vivir.

 Cumplir años es crecer, es madurar, es aprender, es mejorar día a día para que el siguiente sea aún mejor y aunque no siempre se consiga ese objetivo, aunque más bien sea al contrario y lo habitual sea caer y caer, hemos de seguir levantándonos para seguir creciendo y mejorando. Ese es el objetivo de cumplir años, crecer y mejorar y tratar de ser felices sin hacer daño a nadie.

         Meshi, mi amigo, mi hermano, mi colega, confidente y compañero te deseo salud, bienestar, amor y muchos éxitos en la vida. Como decía Abraham Lincoln “Y al final, no son los años de tu vida los que cuentan. Es la vida de tus años”. No cambies nunca y sigue con tu trabajo, generosidad y entrega a la familia y amigos. Gracias por dejarme formar parte de tu vida, eres el mejor amigo que nunca pude imaginar. Muchas felicidades y recuerda 50 años no son nada.
Isa, Marivi, Meshi, Erika y JC en el 50 cumpleaños. 1-12-2019

Poema en sánscrito sobre la amistad:
Shoka tranam bhaya tranam priti vivasa bhajanam
Kena ratnam idam mitram jatyaksara dvayam
“Mitram significa amigo, el que nos da consuelo en la tristeza, nos libera del miedo, y es el recipiente donde guardamos nuestros secretos,  ¿Quién ha creado esta maravillosa joya, llamada la amistad?

lunes, 18 de noviembre de 2019

IN MEMORIAM: Laya H. Sajnani (Krishnarupa Dasi)

Laya H. Sajnani. Principio años 60
El 12 de noviembre de 2019 en la ciudad de Málaga a la edad de 80 años ha fallecido Srimati Lajwanti H. Sajnani, viuda de Sriman Hashumal N. Sajnani (Hari Narayana Dasa) quien fuera fundador de la empresa Almacenes Marisol y gran devoto de Krishna. A través de estas líneas quiero rendir un sincero y sentido homenaje a esta gran mujer que fue una ejemplar hija, esposa, nuera, madre y abuela. Aprovecho este artículo para transmitir mis condolencias y sentido pésame a sus hijos, nietos, nueras, cuñados, sobrinos y demás miembros de la familia, ya que por encontrarme de viaje no pude asistir al funeral.
Una mujer: muchos nombres, muchas cualidades
Nació el 28 de octubre de 1939 en Fez (Marruecos), hija de Nialchand y Rukmani Kirpalani, comerciantes sindhis establecidos en el que fuera protectorado francés de Marruecos. Sus padres le pusieron el nombre de Mohini, que entre sus varios significados destacan los de “personalidad atractiva y encantadora”, Mohini es la encarnación femenina del Señor Vishnu, Mohini simboliza la esencia de la belleza femenina y el poder de la seducción divina. Además de hablar sindhi, su lengua materna, aprende francés y árabe, al que luego le añadiría el español. Desde que la conocí en 1985, la he visto hablar con total fluidez en 5 lenguas diferentes.
Laya y Hashumal 
El 23 de noviembre de 1957 en la ciudad marroquí de Tánger, contrae matrimonio con Hashumal Navalrai Sajnani, quien sería su esposo, compañero y guía espiritual durante casi 60 años. La tradición sindhi indica que la mujer al casarse debe de recibir un nuevo nombre, le ponen Lajwanti, que significa “humilde y modesta”. Puedo corroborar que en los 35 años que la he tratado siempre hizo honor a ese nombre, siendo una persona humilde, cercana, sin ego alguno (a pesar de ser la esposa de un gran empresario) trataba con dignidad y respeto a todos, desde la empleada de hogar a los trabajadores de la empresa, como a cualquier persona que acudiera a su casa a realizar algún trabajo. El diminutivo de Lajwanti es Laya, por este nombre sería conocida por las amistades y personas cercanas. Su marido Hashu era el hermano mayor de la familia Sajnani y ella compartió su rol de cuidar y aconsejar a los hermanos menores de este, para ellos y sus mujeres se le conocía como Bhabhi (cuñada). En numerosas ocasiones fui testigo de cómo les daba cariño y aconsejaba a los cuñados y sus mujeres así como a los hijos de estos. 
Laya fue iniciada en la tradición gaudya vaishnava por Srila Bhakti Charu Swami quien le puso el nombre de Krishnarupa Dasi, que significa “la sirvienta de la forma de Krishna”. Krishnarupa una vez más cumplió hasta el final con su sagrado nombre, fue una devota que cocinaba y adoraba con mucha devoción a las deidades de Radha Krishna que tenían en su casa. Ayudaba siempre a su esposo Hari Narayana Prabhu, en las celebraciones multitudinarias que este organizaba en Ceuta con motivo de la celebración de Janmashtami (día de la aparición del Señor Krishna) o las visitas del maestro y los devotos. También peregrino junto a su marido a los principales lugares sagrados de la India,  donde visito muchos templos y se bañó en los ríos sagrados.
Krishnarupa junto a su marido Hari Narayana y el autor del artículo Krishna Kripa. Ceuta 1994
Yo, al igual que muchos devotos le llamábamos con respeto Matayi (madre), siempre con un trato muy hospitalario, cocinando y sirviendo prasadam (alimentos bendecidos) a todos los invitados que íbamos por su casa, ya fuéramos 2 o 20. Laja no solo fue la madre biológica de 5 hijos: Shila, Kumari, Kavita, Dinesh y Jaikishan, también crío como a una hija a  su sobrina Soni. En realidad fue como una madre para todos los vaishnavas de España, un ejemplo para todos por su entrega y devoción a Shri Krishna. Cada nombre que tuvo supo honrarlo junto a su significado: belleza, elegancia, sencillez, humildad, cariño maternal, servicio incondicional y respeto para todos sin distinción de raza, credo o estatus social.
La familia junto a Guru Maharaj. 2006

Carta abierta a Krishnarupa Matayi
Mi querida Matayi, discúlpame que por primera vez te voy a tutear, pues siempre te hable de usted, pero cuando se escribe desde el corazón quedan anulados los formalismos. Tuve la gran fortuna de conocerte a finales de 1985, siempre sonriente y cercana,  cada vez que me veías me preguntabas por mi salud y la de mi familia. Fuiste mi segunda madre, la esposa de mi jefe, mi guru-behan (hermana espiritual) y la “abuela india” de mi hijo Govinda.  Podría contar numerosas anécdotas de las que he sido testigo directo durante las más de tres décadas que he tenido la oportunidad de estar cerca de ti, pero hoy solo compartiré tres, que para mí son de suma importancia. Recuerdo en 1986 en tu casa encima del Banco Hispanoamericano (ahora Santander) que teníamos la visita del maestro de aquella época, la casa estaba a rebosar con más de 60 personas entre devotos y familiares. Habías cocinado un banquete con una gran variedad de platos de la cocina vegetariana hindú, era la forma de agasajar al maestro y a los devotos que le acompañaban. Era un día laboral, yo entraba a trabajar a las 4.30 de la tarde, eran las 4.15 y por diversas razones todavía no habíamos comido, pero la tradición marcaba que hasta que no se sirviera primero al maestro y este probara la comida, nadie antes podía comer. Yo te dije: “me tengo que ir a trabajar, no me puedo quedar a comer” (yo tenía solo 16 años y era el “chico para todo” de la empresa), y me dijiste: “no te puedes ir sin comer, espérate que te doy prasadam” entonces un devoto dijo: “No, no le puedes dar la comida sin que antes la haya probado Gurudeva, sería una ofensa”. Entraste en la cocina y saliste con un bocadillo de queso envuelto en una servilleta, lo pusiste en mi mano y mirando al devoto dijiste: “¿Cómo se va a ir el niño sin comer al trabajo?, él ha estado esperando por el maestro, pero se ha retrasado todo. Yo le he preparado un bocadillo así no tocamos el prasadam, y él se lleva algo para comer.”  Me fui muy contento con mi bocadillo, con el tiempo y la madurez que te van dando los años, me di cuenta de que Krishnarupa Matayi me enseñó con aquel sencillo acto, de que no hay que tener fe ciega, sino que hay que ser flexible y actuar de acuerdo a tiempo, lugar y circunstancias buscando la mejor solución para todos. 
Ese mismo año, tuvimos un programa cultural en el salón de actos de Caja Ceuta (ahora Bankia) donde asistieron más de 400 personas, además de una conferencia y una obra de teatro se repartió comida a todos los asistentes. Terminado el programa y bien entrada la noche, había que recoger y limpiar todo. Ahí estabas tú, la señora del dueño de Marisol, con una fregona y un cubo limpiando el suelo, tu que tenías en tu casa a dos o tres empleadas de hogar, estabas dando un ejemplo de humildad y modestia en pos del servicio a Krishna. Que gran lección me distes con tu aptitud de servicio, de la líder que enseña con su propio ejemplo, siempre sin quejarte, dejando en un segundo plano tus dolores ya fueran físicos o emocionales.
La tercera anécdota fue cuando en 1994, unos meses después de que recibiéramos juntos la iniciación de Guru Maharaj, tuve la oportunidad de hablar por primera vez en un programa de televisión. Cuando se emitió, me dijiste: “has hablado muy bien, con conocimiento y serenidad, parecías un devoto llegado de la India, sigue así y llevaras la espiritualidad a muchos lugares”. Tus palabras de ánimo, me enseñaron a nunca rendirme, a nunca arrojar la toalla por muchos obstáculos que me pusiera la vida. Me enseñaste a destacar lo bueno sobre lo malo y animar a la persona que está comenzando un camino. 
Tu partida hacía el mundo espiritual me produce una sensación agridulce, por un lado la tristeza de no poder verte más físicamente, de no volver a saborear tu rica comida cocinada con la especia de la bhakti (devoción), de no volver a ver tu sonrisa, de no escuchar tus “regañetas” a Dada. Pero, por otro lado me siento feliz de que vayas a Goloka Vrindavan (la morada eterna de Krishna), donde te has reunido después de 3 años con tu amado Hari Narayana Prabhu. Has obtenido un cuerpo eterno, lleno de sabiduría y felicidad,  así podrás seguir sirviendo más y mejor a Sri Radha Krishna, la pareja divina. Te ruego que no nos olvides, que nos envíes de vez en cuando tus bendiciones y cariño a todos los que te quisimos durante tu presencia física en este mundo material. 
Con Prema (amor) y Bhakti (devoción) me despido de ti con un eterno sentimiento de gratitud por todo lo que nos diste y enseñaste.
Tu sirviente, Krishna Kripa Dasa

El autor junto a Krishnarupa y Hari Narayana Prabhu en la ceremonia de Upanayanam de Govinda. 2013

domingo, 10 de noviembre de 2019

Sabiduría hindú en Algeciras

El sacerdote hindú habla junto al pequeño altar que  monto en la sede social.
Ramchandani imparte una conferencia sobre hinduismo en la Casa de Ceuta en Algeciras. 
El viernes 8 de noviembre, el sacerdote hindú, escritor y conferenciante ceutí Juan Carlos Ramchandani (Krishna Kripa Dasa) dio una conferencia en la Casa de Ceuta en Algeciras que llevó por título: Sanatana Dharma, una introducción al hinduismo. La sala principal de la sede social de la entidad caballa en Algeciras se llenó para escuchar a Ramchandani. El acto comenzó con la presentación del ponente por parte de Juan Pedro Ávila, tesorero de la Casa de Ceuta en Algeciras, quien recordó a los asistentes que esta era la cuarta visita de Ramchandani desde que en 2008 hiciera la presentación de uno de sus libros. 
El público estuvo muy atento a las explicaciones.
Ramchandani comenzó recitando unos mantras u oraciones por la paz y respeto a los maestros, luego agradeció a Alejandro Ávila, presidente de la Casa de Ceuta en Algeciras por haberlo invitado a hablar sobre la tradición espiritual hindú. A lo largo de una hora, el sacerdote hindú y presidente de la Federación Hindú de España habló en un lenguaje claro y sencillo sobre la historia, preceptos y diversas escuelas filosóficas del Sanatana Dharma, nombre original de lo que hoy en día se conoce como hinduismo.
Ramchandani hace entrega de un tapiz al presidente de la Casa de Ceuta en Algeciras.
Compartió  sus experiencias personales al haber crecido en una familia interreligiosa, insistiendo en la importancia del respeto y entendimiento mutuo entre las diferentes tradiciones religiosas para que la humanidad avance. Después de su intervención que fue muy aplaudida, Ramchandani invito a los asistentes a formular sus preguntas y dudas. Fueron varias los integrantes del público que hicieron preguntas interesantes sobre la existencia de Dios, el karma, la meditación etc. a las que Ramchandani respondió de forma magistral usando su profundo conocimiento de los textos sagrados y añadiendo como siempre una pizca de humor a sus respuestas. 
Ramchandani firmando sus libros.
Se terminó con Árati, la ceremonia de los 5 elementos, donde participaron todos los presentes y donde Ramchandani explico que se trata de un rito espiritual y al mismo tiempo cultural. Al final del acto el sacerdote hindú hizo entrega de un tapiz pintado a mano en la India con el famoso Gayatri mantra, gesto que el presidente de la Casa de Ceuta en Algeciras, Alejandro Ávila agradeció mucho y prometió que tendría un lugar prominente en la sede social. La jornada concluyo con un aperitivo ofrecido a todos los asistentes y la firma de ejemplares de los libros de Juan Carlos Ramchandani.