lunes, 17 de agosto de 2015

Ramchandani en el Salón de Esoterismo de San Sebastián





Del 31 de julio al 9 de agosto se celebró en la ciudad de San Sebastián el XXII Salón Internacional del Esoterismo y las Terapias Naturales, por quinto año consecutivo participo el sacerdote hindú Juan Carlos Ramchandani (Krishna Kripa).


         Ramchandani participó durante los últimos cuatro días del evento, que se celebró en el Palacio de Miramar justo en lo alto de la playa de la Concha. El sacerdote hindú impartió la conferencia “La Reencarnación según el hinduismo”. La reencarnación es uno de los puntos clave de la cultura hindú, y uno de los más frecuentemente malinterpretados o mal comprendidos en occidente, debido a lo cual el evento tuvo una gran asistencia con el aforo de la sala completo. Después de la explicación hubo un tiempo dedicado a preguntas y comentarios del público. Seguidamente Krishna Kripa oficio Ganesha puja, una ceremonia en honor de Ganesha, la divinidad que abre caminos y elimina los obstáculos. Se finalizó con un kirtan (canto devocional) en el que todos los asistentes participaron cantando y bailando mantras de la antigua tradiciónhindú, dirigidos por el sacerdote. 




 El Salón del Internacional del Esoterismo reúne a un  grupo de expertos de gran renombre como las médiums Marilyn Rossner y Anne Germaine, el orientalista y escritor Ramiro Calle y el periodista y fundador de la revista Año Cero Enrique de Vicente entre otros.  Juan Carlos Ramchandani lleva participando durante los últimos cinco años,  y ha sido muy bien acogido por el público donostiarra, que le espera todos los años para aprender de sus clases y ceremonias. Ramchandani fue entrevistado en la Televisión y prensa escrita de San Sebastián. Se intuye un cada vez más creciente nterés en las prácticas espirituales de oriente en el norte de la península, según Ramchandani. Sin embargo, lamentablemente, dice el sacerdote, son escasos los recursos, enidades o centros a los que acudir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada